lunes, 29 de octubre de 2012

Aspectos formales del soneto




Se describen aquí los rasgos formales del soneto clásico en sentido estricto. En el epígrafe 4 se verán excepciones y variantes de estos aspectos formales.



Métrica y rítmica.



El soneto clásico utiliza en la inmensa mayoría de los casos versos endecasílabos (de 11 sílabas rítmicas) y en mucha menor proporción versos alejandrinos(14 s.r. = 7 + 7). En la cuenta de sílabas de estos versos de arte mayor influyen tanto aspectos fonéticos, como licencias métricas (sinéresis,diéresis, hiato, sinalefa, etc.) y situación de los acentos principales. No es cuestión, en esta aportación teórica, de repetir lo que ya figura en el “Taller del Endecasílabo” en este mismo Foro, a donde remito al que quiera leerlo o repasarlo.

Lo más normal es que un soneto en endecasílabos utilice versos de esquemas rítmicos diferentes:melódicos, enfáticos, heroicos, sáficos, etc., es decir, que sea polirítmico. Y es el arte del poeta el que en cada momento elegirá los tipos rítmicos adecuados para combinar en un soneto. Para los que no sean especialmente diestros y con experiencia en el uso del endecasílabo estimo que son desaconsejables los endecasílabos de gaita gallega, que en todo caso , si han de ser usados, deberían serlo en exclusiva, sin combinarlos con otros.




Rima.




La rima de los versos de un soneto clásico o, simplemente, soneto ha de ser consonante perfecta.

Por consonancia perfecta se debe entender la igualdad fonética exacta y completa de vocales y consonantes a partir de la última vocal acentuada del verso, inclusive.

Ejemplos: maría; la ultima vocal acentuada es í, pues a partir de ahí, incluyendo la í, deben coincidir todas las letras.

María, decía, comía

cama: la última vocal acentuada es la primera "a" por lo tanto deben repetirse los sonidos "ama" al final del verso.

1 comentario:

  1. CUMPLIENDO LO PONGO POR LEY.
    Cumpliendo lo pongo por ley las rosas
    de mi cuerpo yo te las doy, escuchando
    las palomas de tus palabras, ando
    entre telas de princesas ansiosas.

    En noches de alegrías bulliciosas
    me voy despacio con la luz cambiando
    llegando al sueño abierto cabalgando
    donde las aguas están caudalosas.

    Donde no pueda pensar en amores
    y que nunca se harán realidad
    y no serán pájaros voladores.

    Pues solo gozan de la libertad
    en las almas de sueños soñadores
    vagan solitarios por la ciudad.
    Puchelar.

    ResponderEliminar